5 remedios caseros para tratar la tortícolis

La tortícolis, conocida también como cuello torcido o espasmo cervical, es una afección dolorosa que resulta de una contracción o tensión muscular en el cuello. Puede ser causada por malas posturas, estrés, movimientos bruscos o dormir en una posición incómoda. Si bien es importante buscar atención médica si el dolor persiste o empeora, existen varios remedios caseros que pueden ayudar a aliviar el malestar y a relajar los músculos del cuello.

5 remedios caseros efectivos para tratar la tortícolis:

  1. Compresas frías o calientes

Las compresas frías o calientes pueden ser útiles para aliviar la tensión muscular en el cuello:

  • Compresas frías: Aplicar una compresa fría en el área afectada puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor. Envuelve hielo en un paño y aplícalo sobre el cuello durante 15-20 minutos varias veces al día.
  • Compresas calientes: El calor puede relajar los músculos tensos. Usa una bolsa de agua caliente o una toalla húmeda caliente sobre el área afectada durante 15-20 minutos varias veces al día.
  1. Masajes y estiramientos suaves

Realizar suaves masajes en el cuello y hombros puede ayudar a relajar los músculos tensos:

  • Masaje: Usa movimientos circulares y suaves presiones con los dedos en el área afectada. Evita aplicar demasiada presión para no empeorar el dolor.
  • Estiramientos: Realiza suaves estiramientos del cuello hacia los lados, hacia adelante y hacia atrás para aliviar la tensión. Hazlos lentamente y detente si sientes dolor agudo.
  1. Baño de Epsom

Los baños de Epsom pueden ayudar a aliviar el dolor y relajar los músculos tensos:

  • Baño de Epsom: Agrega sales de Epsom al agua tibia del baño y sumérgete durante 15-20 minutos. Las sales de Epsom contienen sulfato de magnesio, que puede ayudar a reducir la inflamación y aliviar el dolor muscular.
  1. Aceites esenciales y compresas herbales

Los aceites esenciales y las compresas herbales pueden tener propiedades relajantes:

  • Aceites esenciales: Mezcla aceites esenciales como lavanda, menta o eucalipto con un aceite portador como el de coco o almendra y masajea suavemente el cuello con esta mezcla.
  • Compresas herbales: Prepara una infusión de hierbas relajantes como manzanilla o menta, empapa un paño en la infusión y aplícalo en el cuello como compresa caliente.
  1. Reposo y postura adecuada

El reposo y mantener una postura adecuada pueden ayudar a permitir que los músculos del cuello se relajen:

  • Descanso: Evita actividades que puedan empeorar la tortícolis. Descansa el cuello y evita movimientos bruscos.
  • Postura: Mantén una postura correcta al sentarte y pararte. Usa una almohada ortopédica o una toalla enrollada para mantener el cuello en una posición cómoda mientras duermes.

Si experimentas tortícolis severa o prolongada, consulta a un médico. Estos remedios caseros pueden ser útiles para aliviar la tensión muscular leve en el cuello, pero no sustituyen la atención médica si el dolor persiste o empeora. Es importante escuchar a tu cuerpo y tomar medidas para cuidar tu salud muscular y postural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad